Centros Educativos

Educar es amar a la niñez y juventud, por eso trabajamos con todas nuestras fuerzas por brindar a los niños y jóvenes un mejor futuro, por ello, centramos gran parte de nuestra misión en el sostenimiento de escuelas y colegios, tal como quería el padre Vilaseca.

A través de los centros educativos y la pastoral juvenil queremos favorecer, en un ambiente de libertad, respeto y solidaridad, el encuentro con los propios valores culturales, el descubrimiento y la integración de la dimensión religiosa y trascendente, la formación de personas íntegras, ciudadanos útiles, cristianos convencidos y apóstoles auténticos.



El trabajo con jóvenes es prioritario en nuestra misión. Su objetivo es impulsar un proceso de educación y maduración en la fe que lleve al joven al descubrimiento de sus potencialidades y límites, para comprometerse más decididamente en la transformación de la sociedad.

San José es el símbolo de nuestro proyecto educativo, un proyecto humanitario, responsable, abierto y de calidad.

Galería Fotográfica